Rayito de sol



Después de tres semanas de parate volvió el fútbol a Verde Bremen con todos los equipos ansiosos de ver otra vez rodar la pelota.

La lluvia incluso se largó durante la jornada, pero con la manija que tenían los muchachos no importó nada, y en medio de varios partidos apretados que se hicieron más parejos de lo normal por la falta de actividad, se dieron algunos resultados destacados.
La Banda Oriental se impuso 2-0 a La Picharcada, demostrando que los millonarios se encuentran en franca levantada en este tramo del año, imponiéndose a un duro rival. 
Negronis encontró a un Paralytics diezmado y sin cambios, pero poco le importó al negriazul que no sin sufrir terminó superando por 2-0 también al sangre y luto, pudiendo desahogarse recién sobre el cierre de los 50 minutos.
La Curva, uno de los elencos que más rodaje busca debido a que es nuevo en la zona, volvió con el pie derecho ganándole a Los Perales. Hasta el mismo arquero de los de Maroñas llegó a reconocer que estaban muy duros físicamente y que el ablande sería paulatino con el correr de las fechas. El que no sabe de ablandes es El Barrio, que tras coronarse en el Apertura le aplicó 9 goles a su rival de turno que lamentablemente tuvo que comenzar el encuentro en inferioridad numérica, pero aún así sorprendió en el arranque poniéndose en ventaja. Una vez que los azules pusieron el pie en el acelerador, se terminó el partido en la cancha 1 de Verde Bremen.
Tu Hermana y La Roca jugaron el partido de la fecha, con los dos cuadros dando todo en el terreno de juego y regalando un final de infarto, ya que los dorados no querían perder el invicto y lo salvaron en el último minuto con un empate agónico que llevó la definición al punto penal. Desde allí, cien por ciento de efectividad para los campeones de su divisional, con su arquero César como gran figura, anotando su correspondiente tiro y atajando el único remate que no tuvo destino de red. Tu Hermana sigue invicto y los muchachos quieren más. A última hora, Insurgentes goleó 4-1 a Las Águilas incluso con dos hombres de menos, tras sufrir sendas expulsiones en el transcurso del juego. Los muchachos comenzaron su travesía en Liga Total con el pie derecho y dan un aviso al resto de candidatos de que serán cosa seria. 
Ojalá la lluvia permita seguir jugando al fútbol, porque los muchachos se mueren de ganas y porque el campeonato está hermoso.