Porque este año, de allá del barrio...



La mañana dominical tenía a las copas esperando ser entregadas, con alguna pendiente de definirse pero con otra como la de la Divisional A totalmente resuelta, ya que El Barrio se coronaba campeón de antemano y no importaba como saliera ante Negronis, pero aún así nos regalaron un partidazo. Los azules no perdieron el invicto e igualaron 2-2 con su rival de turno y luego comenzaron los festejos, el humo (literal y figurado) y las fotos con la hermosa copa que ahora deberán colocar en la vitrina en un lugar especial. Por la misma divisional, Green Submarine se aprovechó de las bajas de La Roca y lo apabulló 8-2 jugando con dos hombres de más y Acó demostró por qué ha sido el más regular detrás del campeón luego de vencer a Fraternidad por 3-1.

En la Divisional B, el líder Tu Hermana sigue insoportable. Ahora le tocó sufrirlo a Primucci, que a pesar de ser competitivo fue superado y derrotado justamente en cifras de 3-1 impidiendo que los igualen en la tabla. La Picharcada y Athletic Clínicas nos dieron uno de los juegos más parejos de la fecha con victoria para los celestes por 3-2 tras una buena demostración de juego, al igual que la que dio el escolta Audaces en su triunfo 3-1 ante Los Perales. El encargado de dar la sorpresa bien temprano antes de las 09:00 fue Red Bull MVD, que se puso firme y sacó tres puntos de oro ante Paralytics que todavía creía en alcanzar la punta gracias a que tenía duelos pendientes. El toro ganó 2-1, sumando su primera victoria en las siete fechas disputadas. El único empate de la divisional fue el que se dio entre La Tuna y Las Águilas, que repartieron un punto para cada uno luego de igualar justamente con un gol por bando. La tabla de la B dice que Tu Hermana acumula 19 puntos, mientras que Audaces y Primucci tienen 13. 
El otro campeón del día, en la C, se dio luego de un final de infarto. Es que mientras Poca Plata goleaba a Deportivo Tangie por 7-0, todos los ojos se posaban en la cancha de al lado donde El Timón y Sin Códigos se sacaban chispas a lo largo de todo el cotejo. Los hombres de El Timón dieron el batacazo ganándole al líder por 4-3 y le dejaron en bandeja el campeonato a los rojinegros que tras escuchar como terminaba el partido ajeno, tornaron todo al delirio en un cúmulo de saltos, abrazos y medallas para todos con un festejo más que merecido. En el otro partido de la zona, 18 de Mayo hizo los deberes y culminó segundo en la general, después de su goleada a La Curva en cifras de 4-1. Lo dicho, Poca Plata fue campeón gracias a sus 18 puntos, 18 de Mayo sumó 16 y Sin Códigos se quedó sin nada por perder en la última fecha y culminó con 15 unidades.